Basílica de Sta María del Coro

Basílica  de Santa María del Coro de San Sebastián

Basílica de Santa María del Coro de San Sebastián

     La Basílica de Santa María del Coro de Donostia – San Sebastián ocupa el espacio que en un tiempo ocupaba una iglesia románica de los siglos XII y XIII mandada construir por los reyes de Navarra y que entre los años 1522 y 1560 fue ampliada en estilo gótico y renacentista por los Austrias, reyes de España.

     En el año 1688 se produce una gran explosión en los depósitos de pólvora del Castillo de la Mota, que se encontraban en la parte trasera del edificio, y la iglesia resulta profundamente afectada.

     Las obras de reconstruncción comenzaron en el año 1743 a partir del proyecto de los arquitectos Pedro Ignacio Lizardi y Miguel de Salazar, proyecto que es el que hoy día podemos apreciar.

     El 31 de agosto de 1813, la ciudad es incendiada por las tropas inglesas que luchaban contra los franceses que en esas fechas ocupaban la villa. Todo San Sebastián ardió a excepción de la calle que va desde Santa María hasta la iglesia de San Vicente, calle que hoy se llama: 31 de agosto.

     Una planta de salón con tres naves de igual altura y cubiertas a base de bóvedas de crucería finalizadas en 1771 conforman la estructura del edificio.

     La entrada al templo, se realiza por un lateral en forma de nicho y enmarcado por dos torres ricamente decoradas. En el nicho puede observarse la figura de San Sebastián Martir, patron de la ciudad.

     El santo está también presente en el interior del templo donde podemos encontrar una pintura de Luis Boccia del año 1819.

     También en el interior, es remarcable el conjunto de estilo clasicista que conforman los retablos central y laterales, son obra de Diego de Villanueva y Francisco Azurmendi. El retablo central está dedicado a la Virgen del Coro que es junto a San Sebastián, la patrona de la ciudad. La imagen de la virgen es una talla en madera de unos 40 cm. que puede datarse entre los siglos XV-XVI. Destaca la dulzura de su expresión y su tez morena.

     En los pies de la iglesia de encuentra el coro, comunicado mediante una escalinata. En él destaca una sillería de planta semicircular, obra de Francisco Bocente y Mendía y el excelente órgano romántico Cavaillé-Coll de 1863, cuya fachada corresponde a la de un antiguo órgano barroco.

     El templo fue consagrado como basílica el 12 de febrero de 1973.

Interior basílica Santa Maria del Coro de San Sebastián

Interior de la Basílica Santa Maria del Coro de San Sebastián